Música, música y más música para aprendizaje y relajación

El primer sentido que desarrolla un bebé al estar en el vientre materno es el del oído, a las doce semanas se empieza a sincronizar con los sonidos, los que genera la madre(latidos de su corazón, respiración, su voz) y los del exterior.

Según estudios del doctor Alfred Tomatis, el bebé al escuchar un  mismo sonido mueve un músculo, en cada bebé el músculo es diferente, esto le permite al bebe, aprender un idioma desde el seno materno.

Por esta razón, el doctor Tomatis recomienda la música de Mozart, las vibraciones que produce activan y sincronizan los movimientos del bebé de tal manera que su cerebro recibe una vibración rítmica y armoniosa y su respuesta será igualmente rítmica y armoniosa.

Al estar expuestos durante mucho tiempo a los sonidos fuertes reduce nuestra capacidad auditiva, además el ruido produce efectos psicológicos nocivos, vuelve a las personas insociables, predispone a la ira generando un comportamiento agresivo.

El doctor Tomatis aplicó este conocimiento a trabajadores de fábricas que habían perdido capacidad auditiva por el constante ruido, provocando que su producción disminuyera. Con música como la barroca, que genera ondas que estimulan al cerebro, logró que incrementaran su productividad noventa y cinco por ciento.

Veamos el siguiente ejemplo, un estudio realizado por Dorothy Retallack de la Universidad de Denver, que quiso reproducir experimentos atribuidos a los indios y los soviéticos respecto al crecimiento de las plantas. Expuso una plantación de calabacín a una música clásica y otra a una música de rock. Los calabacines expuestos a la música clásica crecieron en dirección al altavoz entre 35 y 60 grados(haga de cuenta que jala una planta con un hilo hacia usted), teniendo un mayor crecimiento y alrededor del altavoz, por el contrario los que estaban situados al lado del altavoz de donde salía la música de rock eran más débiles y tenían menos raíces.. ¡Cuándo lograban sobrevivir!. La música clásica utilizada era de Bach, Haydn, Beethoven, Brahms y Shubert. Pero la que más influyo fue la de Ravi Shankar interpretada con cítara india. Ahora permítame hacerle las siguientes preguntas: ¿Las plantas tienen cerebro? ¿Se imagina los efectos de esta música sobre el ser humano?

Una característica importante de la música barroca genera de 56 a 64 pulsaciones por minuto(el corazón tiene en promedio 60 pulsaciones por minuto), ¿Qué nos puede indicar esto? El corazón tiene tendencia a seguir el ritmo de la música, provocando una relajación, conclusiones:La música barroca provoca un descenso de los ritmos cardiaco y respiratorio, beneficioso para el cuerpo. Es recomendable dormirse escuchando este tipo de música, verá como descansa, así como también al despertar escuchar 15
minutos de está, ayudara a empezar de buen animo el día, y si es posible escucharla mientras trabaja, mejor.

Las ondas que genera estimulan el cerebro para el aprendizaje, para los que preparan exámenes con música de rock o pop(no es examen de canto, excepto para los que estudian música), les recomiendo cambiar a la música clásica mientras estudian, ya después escuchen la que gusten, ¿qué no les gusta?, bueno, ¿les gustaría tener más tiempo para divertirse habiendo pasado los exámenes con mejores calificaciones?, como dije antes no es examen de canto, denle el beneficio de la duda a la música clásica, los efectos de todas maneras serán generados por la misma.

Para los estudiantes de primaria y de secundaria es bueno que escuchen este tipo de música mientras estudian, si siente que no les va a agradar, no les diga: Te voy a poner música clásica para que estudies, sólo hay que ponerla sin decirles nada, le aseguro que después serán ellos quienes lo hagan.

Así mismo en las escuelas al empezar las clases durante 20 minutos y en el descanso predispondrá a los alumnos al aprendizaje, teniendo mayor comprensión y retención.

Una recomendación final, los niños que tengan problemas para aprender las tablas de multiplicar, consiga canciones de las mismas, y notara los resultados.

Las recomendaciones por lo amena que puedan resultar son las siguientes:
Las cuatro estaciones de Vivaldi
La cuarenta sinfonía de Mozart
La novena sinfonía(El himno a la alegría) de Beethoven
La quinta sinfonía de Beethoven
Todos los valses de Chopin

Igual de benéfica resulta la música con sonidos de la naturaleza(el mar, cantos de pájaros, un día lluvioso, etc.).

Rigoberto Valdelamar Juárez

Bibliografía:
- Aprendiendo a aprender, Christian Drapeau, Oceano Robin Book
- Aprende mejor con gimnasia cerebral, Luz María Ibarra, Garnik Ediciones.

       
         

Música Para Aprendizaje y Relajación